La normativa vigente deja a criterio del especialista la decisión sobre considerar o no un sondaje exploratorio como complemento a la medición del parámetro Vs30, siempre y cuando que VS30 aumenta monótamente creciente con la profundidad.. El profesional a cargo del proyecto puede optar por prescindir del sondaje y clasificar al suelo en una categoría inferior sin la necesidad de mediciones adicionales si se cumplen los criterios indicados en el DS61.

Al no ejecutar el sondaje exploratorio puede entenderse como un ahorro de dinero en etapas iniciales o de factibilidad de un proyecto. Sin embargo, puede ocurrir que en etapas de ingeniería de detalles el hecho de clasificar el suelo en una categoría inferior lleve a mayores costos estructurales; fundamentalmente debido al uso de un espectro de diseño más severo.

En este estudio se pretende poner de manifiesto la relevancia que tiene la ejecución de sondajes exploratorios, como un complemento de las mediciones geofísicas de ondas superficiales, al momento de clasificar sísmicamente un terreno.